Ecosistemas de aprendizaje en la empresa

En el artículo quisiera hablar de los distintos marcos de aprendizaje que podemos contemplar para el diseño de itinerarios formativos a distintos niveles y para distintas audiencias basándome en dos grandes fuentes de aprendizaje en el mundo empresarial el aprendizaje informal y formal.

Un marco de aprendizaje se puede entender como el lugar en el cual se transfiere conocimiento de la organización y que en conjunto, los distintos marcos forman el ecosistema de transferencia de conocimientos de la empresa. Es un tema de relevancia porque un L&D ha de saber qué opciones ofrece a las personas de la organización sobre la base de la efectividad, y viabilidad de cada una.

Dos grandes fuentes para generar aprendizaje: informal y formal

Aprendizaje informal ✏️

El aprendizaje informal es una práctica de aprendizaje en vivo, en el lugar de trabajo, es común para el aprendizaje en el uso de herramientas, o por ejemplo para la capacitación en el lugar de trabajo. Pero realmente se puede dar a cualquier nivel a lo largo de toda la empresa.

El aprendizaje informal también conocido como on the job training” se caracteriza por:

  • Ayudar a reducir costes en formación.
  • Sucede en el entorno laboral por lo que la persona no ha de ausentarse de su puesto de trabajo.
  • Se basa en un enfoque práctico, se aprende haciendo “learning by doing”

Pero, por otro lado debemos considerar:

  • Si no está bien estandarizado, a veces puede significar que lo enseñado se diluye al no garantizarse la transmisión adecuada a otros trabajadores, no tenemos la garantía de que será transmitido a quien lo necesite en el momento que se demande.
  • No contamos con guías de aprendizaje ni con formadores cualificados o con habilidades de enseñanza apropiadas.
  • En ocasiones este modelo de aprendizaje es utilizado para el onboarding de nuevos miembros de la empresa o del equipo. Ello puede desincentivar el diseño e implementación de planes de onboarding estructurados y puede además poner en desventaja a aquellos trabajadores que no han recibido el mismo nivel de entrenamiento informal por parte de otros pares o managers o jefes de equipo.

Cabe mencionar que este modelo de aprendizaje, (on the job training) en países como Japón suele estar bastante estandarizado pero en general encontramos que este aprendizaje se diluye o se pierde y en el peor de los casos puede incentivar el uso de prácticas o “maneras de hacer las cosas” no alineadas con la estrategia o con los valores de la empresa.

"De algún modo, el aprendizaje informal es parte de la cultura de la empresa pero queda a veces invisibilizado sino sabemos hacerlo aflorar o en el peor de los casos puede fomentar conductas o hábitos no deseados"

 

No obstante, es una estrategia de aprendizaje que se puede intentar formalizar, para hacer aflorar todo este conocimiento informal que muchas veces queda escondido para la propia empresa. De hecho gran parte de lo que aprendemos en el entorno laboral lo hacemos de manera informal.

Se trata de saber gestionar el conocimiento en la organización, lo que es todo un reto porque si queremos crear ecosistemas propicios para transferir conocimientos hemos de tomar el cuenta el papel tan relevante que tiene el aprendizaje informal.

El Aprendizaje formal ✏️

Entramos ahora al terreno más conocido por todos, el del aprendizaje formal, aquel con el que posiblemente nos sentimos más familiarizados y por el que cada día promovemos cursos e itinerarios ajustados a las necesidades formativas de nuestros trabajadores.

En el aprendizaje formal contamos con el entorno de aprendizaje   definido y que podemos organizar en tres grandes grandes áreas de intervención:

  • El aprendizaje que sucede en el aula, o espacio físico (ya sea en presencial o en online)
  • El aprendizaje asincrónico o e-learning que suele ofrecerse en el LMS usado por la empresa.
  • El aprendizaje mixto o blended donde tomamos lo mejor de ambos modelos para integrarlo en itinerarios formativos con contenido de consumo asincrónico y sesiones de aprendizaje presencial (online o en un espacio físico).

 

👉🏼 Aprendizaje presencial en aula (virtual)

Vivir una experiencia de aprendizaje se compone de muchos elementos, y requiere de la habilidad de ofrecer y la capacidad de recibir habilidades, técnicas, modelos de pensamiento, etc. Para ello la formación presencial permite ofrecer experiencias que pueden ser de gran impacto, y sigue siendo un modelo de impartir conocimientos básicos para entornos corporativos.

Ventajas

  • El aprendizaje presencial permite una interacción en vivo, creando experiencias memorables.
  • Puede abarcar cualquier área de aprendizaje necesaria para la empresa, es enormemente versátil y adaptable a los requisitos u objetivos instruccionales.
  • Nos permite aprender y extraer lo mejor de la experiencia del formador/a o facilitador/a.
  • Contamos con mayores garantías de asistencia, engagement y compromiso por parte de los asistentes
  • Tiene implicaciones positivas a nivel de; cohesión de equipo, mejora de la comunicación, trabajo en grupo, etc.
  • Ofrecer un momento de stop y desconexión si la formación ocurre durante el horario laboral.

Desafíos

  • Puede ser más costosa que la formación online
  • Entre las fricciones principales radica justamente el hecho de que se realice de forma presencial, sacando a las personas de su puesto de trabajo.
  • Normalmente necesitamos de proveedores externos que se ajusten a lo que buscamos.

 

👉🏼 Aprendizaje asincrónico mejor conocido como elearning

Desde ya hace años contamos con soluciones de formación e learning y encontramos en el mercado diversidad de LMS que nos permiten construir nuestra biblioteca de contenidos. De las más usada y que además gestiono desde 2011 está Moodle.

Desde ellos podemos crear cursos y ofrecer contenidos de aprendizaje propios o diseñados por partners externos para satisfacer las necesidades de aprendizaje en la empresa.

El nivel de este contenido puede ser diversos, desde contenidos propios subidos a Moodle hasta contenido de alto nivel producido por terceros.

De entre las ventajas que podemos destacar:

  • Puede ser menos costoso que la formación presencial
  • Accesible a todos y en el momento que se quiera
  • Tenemos datos de seguimiento y engagement que nos proporciona el propio LMS

De entre las desventajas

  • Es más difícil sostener el engagement
  • Los contenidos han de ser actualizados de forma habitual (dependiendo del la temática)
  • Dependencia de partners externos para producir el contenido. Aunque el algunas ocasiones podemos desarrollar el contenido, lleva tiempo y no siempre contamos con un equipo interno de desarrollo de contenidos.
  • Falta de compromiso por parte de los participantes.
  • Necesidad de apoyo para sostener el engagement, tutores o dinamizadores de la comunidad de participantes.

 

👉🏼 Modelo blended

Finalmente tenemos una combinación que puede darnos lo mejor de los dos modelos. La formación blended. En esta podemos ofrecer contenido asincrónico alternado con clases o entrenamientos presenciales.

En definitiva, las soluciones e learning está presentes desde hace muchos años, pero se han acelerado después de la pandemia, donde ha quedado patente la necesidad de ofrecer contenidos de aprendizaje asincrónicos, disponibles en todo momento.

No obstante, es importante destacar que al final la idea es tener un modelo de aprendizaje diverso, que permita dar respuesta a las necesidades formativas de la empresa de forma ágil y que incorpore distintas metodologías.

«El objetivo debería ser crear un ecosistema de aprendizaje que integre el conocimiento informal y lo haga explítico para conseguir una organización inteligente capaz de crear conocimiento »

 

En todo caso, estas estrategias o formas de hacer efectivo el aprendizaje son todas válidas, pero sin duda, son modelos obligados a integrarse y retroalimentarse en el entorno de la empresa. Sobre todo creo que el reto radica en formalizar todo el volumen de aprendizaje informal que queda oculto en las organizaciones.

Fuente: María Mercedes García Díaz

Comentar el Artículo

+ +