Impacto del Liderazgo docente en la Educación Híbrida

Hablar de educación híbrida es entender el contexto pospandemia y enfocarse en los nuevos escenarios que obligan a instituciones, colegios y docentes a replantear la presencialidad de las clases y las exigencias de la sociedad. Tomando en cuenta el vertiginoso avance tecnológico en el cual estamos inmersos, asumir los retos es tarea de todos.
La educación híbrida surge con la premisa fundamental de facilitar vías de interacción y comunicación docente-estudiante y combinar los espacios de aprendizaje.
Es decir, que el docente debe ser líder, contar con habilidades, capacidades y potencialidades didácticas, pedagógicas, tecnológicas y el diseño de recursos instruccionales, físicos y virtuales que incentiven la participación y continuidad de los estudiantes. Ser profesor o instructor de un curso o materia no va solo desde la idea de facilitar actividades, implica ir más allá, consolidar herramientas diseñadas para poder motivar, además de jugar un papel social importante en la motivación y participación de los estudiantes. El aprendizaje híbrido viene a ser una combinación entre las actividades de clase presencial y online que favorece la autonomía y flexibilidad en el manejo de los tiempos y los recursos.

.

El liderazgo es la acción de influenciar a otras personas en función de objetivos. Para Covey (1998) el liderazgo está centrado en principios, que tiene que ver con la transformación interna del ser. Es decir, ser líder implica poder ejercer influencia en otros para lograr un objetivo. El liderazgo híbrido o blended Leadership que es un concepto muy reciente, es producto de la necesidad de dirigir y direccionar la educación online y la presencial.

.

Entender que el docente debe ser líder y valerse de los medios y recursos es importante para lograr el éxito de la educación híbrida; pero también es necesario conocer las características sociales y la manera de ser un agente motivador de las clases. Es por ello, que se debe tomar en cuenta aspectos como:

1. Ser guía de los procesos de interacción y comunicación; tanto en las clases sincrónicas, chat, plataforma, como en las clases sincrónicas; en entornos virtuales y aulas de aprendizaje
2. Propiciar la motivación y despertar el interés de los estudiantes
3. Planificar, diseñar y evaluar las actividades de clases tanto presenciales como virtuales
4. Diseñar un plan de estrategias organizadas de interacción continua
5. Despertar el interés actitudes y aptitudes en los estudiantes
6. Potenciar el talento en las capacidades de los estudiantes tanto en las clases presenciales como virtuales
7. Fomentar la responsabilidad y cumplimiento de las actividades.

.

La educación híbrida como modelo imperante en la actualidad debe tomar en cuenta la importancia de la didáctica docente, debido a que es el responsable de influenciar a los estudiantes a culminar los objetivos de los distintos cursos, es por ello que la figura de líder pasearse por características como: carisma, afectividad, comunicación, integración, innovación entre otras.

.

Referencia:
Covey (1998). Liderazgo centrado en principios. Barcelona. Paidos

Comentar el Artículo

+ +