Learning & Development Encuesta Internacional 2022: La larga sombra de la COVID-19

La Encuesta Global de Sentimientos de L&D de 2022 muestra cómo la Covid-19 sigue afectando al Aprendizaje y Desarrollo (L&D) en todo el mundo, dando a los departamentos de L&D objetivos claros a los que aspirar, como dificultades en los procesos y cambios a llevar a cabo

La encuesta, en su noveno año consecutivo, contaba con una pregunta obligatoria: «¿Qué estará de moda en el L&D en 2022?» Los encuestados respondieron escogiendo 3 opciones de una lista de 16, incluyendo la opción «Otros».

También había dos preguntas opcionales en las que se preguntaba dónde trabajaban los encuestados y a qué retos se enfrentaban. La encuesta se realizó entre diciembre de 2021 y principios de febrero de 2022. Participaron más de 3.500 personas, entre ellas, por primera vez, un grupo de personas de África de más de 400 participantes.

Antes de que se publique el informe la semana que viene, aquí está mi opinión inicial sobre los datos:

  • La reconversión profesional ya no predomina
  • Lo blando supera a lo duro… ¿O no?
  • La geografía importa
  • La pandemia proyecta una larga sombra

 

1. El reskilling/upskilling han dejado de ser tendencias predominantes.

Desde hace dos años, el reskilling y upskilling dejaron de ser técnicas o tendencias predominantes.
En 2021, el voto global respecto a estas tendencias, descendió un 0,5% y por primera vez, estas Tendencias no ocuparon el primer puesto de nuestro ranking

Sin embargo, estas tendencias recibieron un 12,5% de los votos totales, lo cual implica que a pesar de que el Upskilling y el Reskilling, han reducido el porcentaje de votos recibidos, siguen siendo técnicas muy valiosas para la comunidad educativa, y estarán implicadas en la creación de nuevos métodos de trabajo a medida que el mundo emerja de la pandemia.

A pesar de ello, las respuestas a la pregunta opcional sobre los retos para 2022 indican problemas reales en el aspecto práctico de la implementación de dicha formación, de hecho, esto ocurre con programas de formación de cualquier tipo.

 

2. Lo suave supera a lo duro… ¿O no?

En 2019, la personalización, el aprendizaje adaptativo, la IA y la analítica del aprendizaje, ocuparon los 3 primeros puestos de la clasificación, con un 29,9% de los votos totales. Después de 3 años, esa combinación de opciones ahora representa solo el 20,1% del voto general.

La analítica del aprendizaje ha caído un 1,5%, convirtiéndola en la opción más afectada de toda la tabla. Las otras dos opciones que más han caído este año son las centradas en la tecnología, como la entrega móvil y las plataformas de experiencia de aprendizaje, ambas con una perdida del 0,7%.

En lugar de las opciones centradas en la tecnología y los datos, las que más han subido este año son el aprendizaje colaborativo/social (n.º 2), el coaching/mentoring (n.º 4) y la consultoría más profunda con la empresa (n.º 9).

¿Es esto una prueba de un enfoque más suave y humano para la formación y el desarrollo? Creo que es demasiado pronto para llegar a esa conclusión.

Si bien el aumento del apoyo a la colaboración, el coaching y la consultoría son interesantes, el aumento de los votos para estas opciones es relativamente pequeño (todos, excepto el coaching/mentoring, aumentaron por debajo del 0,5%). Además, no podemos ignorar el éxito de la nueva incorporación de este año a la encuesta: La gestión del talento basada en las competencias. Esta opción reunió el 7,2% de los votos, y dado que se trata de una opción centrada en la tecnología, es posible que la caída de otras opciones tecnológicas represente simplemente el traspaso de votos de estas a la nueva opción.

 

3. La geografía importa

El año pasado destacó por el espectacular descenso de la inteligencia artificial (n.º 12) y la realidad virtual y aumentada (n.º 13). Este año, estas opciones han frenado su caída y, de hecho, han reunido más apoyos. Cada una de ellas se ha recuperado en un 0,4%. Sin embargo, esta recuperación puede atribuirse casi por completo al apoyo a estas opciones por parte de África, que ha estado poco representada en las encuestas anteriores. Sin el voto africano, su proporción de votos se habría mantenido casi sin cambios este año. Esta es una de las razones por las que es importante observar los detalles que hay detrás de estas cifras, y la ubicación de los encuestados en particular.

La tabla de resultados, aquí mostrada, ofrece los resultados de la encuesta, pero detrás de esta clasificación, hay una colección de diferentes historias, que varían según la localización. Por ejemplo, África y Sudamérica situaron el aprendizaje colaborativo/social (n.º 2) sustancialmente por encima de la personalización/prestación adaptativa (n.º 3), mientras que la India y América del Norte invirtieron esta situación, dando más votos a la personalización que a la colaboración. Del mismo modo, Europa Occidental se decantó por la personalización y Europa Central por la colaboración. Algunas variaciones locales persisten en el tiempo: Los neozelandeses parecen estar comprometidos con el microaprendizaje, los australianos con la demostración de valor y los suecos con el aprendizaje colaborativo/social, situándolos siempre por encima de la media.

 

4. La larga sombra de la pandemia

Casi 1.400 encuestados decidieron responder a la pregunta opcional «¿Cuál es el mayor reto respecto a L+D de cara a 2022?« Con un total de casi 17.000 palabras. Ha sido un privilegio leer los comentarios de personas que intentan dar lo mejor de sí mismas en circunstancias difíciles.

Pude clasificar alrededor del 80% de las respuestas y aproximadamente dos tercios de ellas hacían referencia a estas 5 categorías, estas categorías están ordenadas por el número de veces que fueron citadas:

  • Compromiso del alumnado
  • ¿Formación hibrida o tradicional?
  • Entusiasmo de las partes interesadas / mostrar valor
  • Tecnología
  • Presupuesto y recursos de L+D

 

En general:

Los datos de la encuesta de este año, dan la sensación de que se ha pasado de la gran aspiración de mejorar la situación respecto a los programas de recalificación y mejora de las competencias, a la dura realidad de las dificultades de la formación y el desarrollo a medida que empezamos a salir de la pandemia.

Aunque el objetivo sigue siendo preparar a los empleados para un nuevo futuro, parece que los profesionales de la formación y el desarrollo están cambiando el proceso con el que se puede lograr este objetivo. Debido a los retos a los que tienen que hacer frente, la tendencia respecto a la actuación ha variado, parecen estar alejándose de la tecnología y acercándose al aprendizaje colaborativo como método clave, aunque esto varía según la geografía.

 

Cómo se realizó la encuesta:

La encuesta se realizó del 8 de diciembre de 2021 al 5 de febrero de 2022. Se contactó con los encuestados a través de las redes sociales y el correo electrónico, votaron por tres de las 15 opciones sugeridas, además de una opción de texto libre llamada «Otros». También había dos preguntas opcionales: «¿Cuál es el mayor reto respecto a I+D de cara a 2022? Y «¿Cuál de ellas describe mejor el lugar donde efectúa la mayor parte de su trabajo?», que permitía elegir entre 6 respuestas. Participaron 3.518 votantes de 112 países.

 

Advertencia:

Los encuestados de este informe no han sido seleccionados. No podemos garantizar que se dediquen a la I+D, aunque la naturaleza selectiva de la promoción y la propia pregunta principal lo hacen muy probable. Los que deciden responder son probablemente innovadores y adoptadores tempranos y usuarios de tecnología. No se puede garantizar que la población votante sea la misma cada año, lo que hace que las comparaciones interanuales de los datos sean problemáticas, aunque en los países con un número significativo de encuestados (>100), se producen patrones regulares de votación año tras año.

Fuente:

Comentar el Artículo

¿Conectamos en LinkedIn?¡Seguir!
+ +