Habilidades de e-learning 2030: Practicar la empatía

Caminar en los zapatos de otra persona y luego reflexionar

A medida que las máquinas se vuelven cada vez más precisas e inteligentes, los humanos tendremos que afinar nuestras habilidades de liderazgo para poder dirigir y prosperar en 2030 y más allá. Una de sus principales responsabilidades como líder de Aprendizaje y Desarrollo es asegurarse de que capacita a los trabajadores para desarrollar los cuatro conjuntos de habilidades fundamentales para prosperar en 2030. He recopilado una serie de artículos titulados «Habilidades de eLearning 2030» para explorar todas las habilidades que le ayudarán a preparar su carrera para el futuro y facilitar su trabajo. Este artículo explora la práctica de la empatía, por qué es fundamental y cómo afinarla.

 

¿Qué es practicar la empatía?

Según el Diccionario de Cambridge, la empatía es «la capacidad de compartir los sentimientos o experiencias de otra persona imaginando cómo sería estar en su situación» [1]. Este vídeo de IDEO, la principal organización de pensamiento de diseño, describe que la empatía consiste en ponerse en el lugar de otra persona e intentar ver, oír y sentir lo que esa persona ve, oye y siente. La empatía es una habilidad que muchos líderes han ignorado tradicionalmente por ser demasiado «blanda». Sin embargo, la pandemia del COVID-19 y su impacto sin precedentes en todos los aspectos de nuestras vidas crearon experiencias compartidas con las que todos podemos relacionarnos. Como resultado, la sensibilidad de los líderes y de las organizaciones y la comprensión de la empatía como un valor crítico de liderazgo han aumentado significativamente. Ser empático puede ayudarle como líder a comprender mejor a los miembros de su equipo y hacer que el trabajo sea más agradable y más productivo para todos.

 

¿Por qué es importante la empatía?

Según un estudio realizado por la Sociedad de Gestión de Recursos Humanos (SHRM), nueve de cada diez encuestados creen que la empatía es vital para una cultura organizativa sólida [2]. La misma encuesta reveló que el 88% de los encuestados cree que los directivos con empatía son supervisores mejores y más fiables. La empatía ha sido una piedra angular en el pensamiento de diseño y la comprensión de la experiencia del usuario, que es fundamental en el desarrollo y la entrega de cualquier producto o servicio. Tracy Bower escribe en Forbes que la empatía ha llegado para quedarse y que marcará el futuro [3].

 

¿Cómo se puede practicar la empatía?

La empatía consiste en conectar más auténticamente con los demás. En su artículo de la Harvard Business Review [4], Annie McKee observa que practicar la empatía es bastante difícil y requiere conocerse a uno mismo y gestionarse, así como ser paciente y deliberado en su práctica. Además, Claire Cain Miller ofrece varios consejos para ser más empático, como hablar con gente nueva, caminar en los zapatos de otra persona durante un día, comprobar tus prejuicios y leer más.

 

Habla con gente nueva

Acércate a personas de tu organización que no hayas conocido antes. Concierta un breve encuentro en línea o en persona y, tomando un café, pregúntales sobre su vida y luego escúchales. También puedes practicar la conversación con desconocidos en la cafetería, el supermercado o en LinkedIn. Pregúntales cómo les va para romper el hielo y, a continuación, hazles una pregunta abierta de sondeo sobre lo que les apasiona últimamente y escucha su respuesta. Puedes aprender mucho sobre su vida y lo que es importante para ellos. Esta comprensión más profunda de las experiencias de otras personas puede reforzar la confianza con los colegas y profundizar, aunque sea por un momento, la sensación de conexión humana con un extraño.

 

Ponte en el lugar de otra persona por un día

Predique con el ejemplo y pida que le acompañe un colega de otro equipo, un cliente u otra parte interesada. Anime a los miembros de su equipo a hacer lo mismo. Intente pasar todo el día aprendiendo sobre ellos, siguiéndoles de cerca, observándoles e interactuando con ellos. También puede aplicar esto fuera del trabajo, en su comunidad o lugar de culto. Haz preguntas abiertas y escucha. Al final del día, reflexiona sobre las tres cosas que más te han sorprendido, extrae tus tres mayores aprendizajes y extrae una cosa que harás de forma diferente como resultado de tu observación. Después de reflexionar, comparte tus ideas con la persona a la que has seguido y escucha sus comentarios y su perspectiva. Intenta seguir a una o dos personas cada año como mínimo para profundizar en tu práctica.

 

Comprueba tus prejuicios cognitivos

Como ya comenté en el artículo relacionado de esta serie, los sesgos cognitivos son un tipo de error mental que puede influir en nuestra forma de pensar y actuar. Hay más de 188 sesgos cognitivos bajo 20 categorías diferentes en cuatro áreas clave: tener demasiada información, no tener suficiente sentido, necesitar actuar rápido y recordar. Estas formas distorsionadas de pensar son el resultado de que nuestro cerebro tome atajos en el procesamiento de la información, se vea influenciado emocional o moralmente y sea susceptible a la influencia social y a la presión de los compañeros. Comprender tus prejuicios te ayudará a ser más empático con los demás y a tomar mejores decisiones sobre cómo mantener conversaciones difíciles y gestionar los conflictos cuando surjan.

 

Leer más

Uno de mis géneros de libros favoritos son las biografías y las autobiografías porque me permiten entrar en la vida y la mente del protagonista y me ayudan a comprenderlo mejor. La lectura de obras de ficción también puede influir en la mejora de tu empatía por razones similares. Una investigación llevada a cabo por The New School reveló que los participantes en el estudio que leyeron ficción obtuvieron mejores resultados en las pruebas de empatía e inteligencia emocional. La lectura de obras de no ficción también es fundamental para profundizar en la empatía, ya que se puede aprender de los libros de historia, los periódicos y los artículos académicos. La lectura puede ayudar a ampliar tu comprensión de los sentimientos, experiencias, comportamientos y decisiones de los demás.

 

Conclusión

Practicar la empatía es una gran manera de comprometerse y conectar con los demás para honrar y abrazar nuestra humanidad. Como todas las habilidades de eLearning de esta serie, practicar la empatía requiere un esfuerzo deliberado y un compromiso con la práctica. Al considerar los consejos ofrecidos en este artículo, no olvide su responsabilidad de compartirlos con su equipo para que ellos también puedan aprender a practicar la empatía y convertirse en mejores líderes hoy, de cara a 2030, y más allá.

 

Referencias:

[1] Diccionario de Cambridge: Empatía

[2] Informe sobre la empatía de la SHRM

[3] La empatía ha llegado para quedarse: 3 importantes razones por las que marcará el futuro

[4] Si no puedes empatizar con tus empleados, será mejor que aprendas a hacerlo

Fuente: Elearning Industry

Comentar el Artículo

¿Conectamos en LinkedIn?¡Seguir!
+ +