infoproductos

El porqué del presente y futuro de los infoproductos digitales

¿Cuántas formaciones, cursos, webinars y sesiones online has visto anunciadas en redes sociales en los últimos 15 días?

Me jugaría todo lo que tengo a que 0 no es la respuesta, o no al menos si tu presencia en dichas redes ha sido totalmente consciente, prestando atención a cualquier cosa que te saliera pantalla.

Que no te extrañe: es normal. Esas nuevas formas de enseñanza, sintetizadas bajo el término «infoproducto», son cada vez más habituales y no es una casualidad, sino que responden a una serie de factores que voy a mencionar a lo largo de las próximas líneas, al igual que hice en la charla de Expolearning el pasado mes de marzo.

Infoproductos: una nueva forma de aprender… y de enseñar

Un infoproducto es un producto educativo impartido por un experto en la materia.

Un maestro podría crear un infoproducto para enseñar cómo imparte sus clases; un médico de familia, de cómo gestiona el trato humano cuando recibe pacientes en su consulta y un bombero, de cómo hace para mantenerse motivado y en forma en períodos de inactividad.

Todo el que sea experto en algo puede crear un infoproducto y transmitir su conocimiento. Esto abre un abanico de posibilidades amplísimo, muy alejado de los programas educativos estándar tradicionales.

Solventan tres inconvenientes críticos de la formación tradicional

Más allá de los beneficios que otorga el nuevo canal de enseñanza propio del e-learning, los infoproductos hacen frente a tres grandes problemas a los que se enfrenta la educación más tradicional, directamente relacionados entre sí:

  1. Baja empleabilidad
  2. Contenido obsoleto
  3. No se educa para profesiones de futuro

Hace tan solo 15 años, un universitario con la carrera recién terminada contaba con muchas más posibilidades que ahora de conseguir un empleo directamente relacionado con sus estudios.

La crisis de 2008 asestó un duro golpe al empleo en todo el mundo y el escenario cambió, al mismo tiempo que las nuevas tecnologías se abrían paso y alcanzaban una cuota cada vez más amplia.

Hoy, el contenido universitario, tan difícil y lento de actualizar, sigue sin ser capaz de seguir el ritmo de un panorama que exige estar en constante evolución para responder a las nuevas demandas y necesidades sociales.

Y es que según Pilar Roch, directora internacional de desarrollo de negocio de Womenalia, el 75% de las profesiones del futuro no existen o todavía se están creando.

Y ahí, por otro lado, los infoproductos y el e-learning tienen mucho que decir.

Internet ha supuesto una revolución para todos, empezando por el experto.

Donde antes había aulas físicas, ahora hay aulas virtuales. Donde antes el espacio era finito, ahora la capacidad es mayor y se mide no en sillas, sino en capacidad informática, con unos límites mucho más amplios.

Se puede llegar a una gran cantidad de personas con una simple plataforma que conecte al experto con un número N de alumnos; es la magia de Internet y las nuevas tecnologías.

Solo hace falta ordenador y conexión a la red, por lo que el experto además tampoco necesita desplazarse a ningún sitio para transmitir sus conocimientos.

Ventajas para el alumno

En este caso, el alumno también puede acceder al infoproducto con su ordenador y conexión a Internet, prácticamente desde cualquier sitio y a cualquier hora.

Esto facilita enormemente la conciliación de horarios y evita los desplazamientos al poder consumirse desde casa.

Finalmente, otro aspecto fundamental a destacar es la flexibilidad: ya no es solo el cuándo y el dónde, sino el qué. El alumno puede consumir infoproductos actuales que le ayuden en su presente y futuro profesional al tratarse de contenidos actualizados, a la orden del día.

La era del infoproducto solo acaba de empezar

En un marco en el que el teletrabajo y las profesiones digitales siguen en aumento, es lógico pensar que la enseñanza a través de infoproductos no dejará de crecer.

Todavía tiene que llegar a la gran mayoría de profesiones, eso sí: probablemente ni el médico, ni el maestro ni el bombero del inicio del artículo existan… todavía. Pero llegar, ¡claro que lo harán!

Este es solo un pequeño adelanto de profesionales que ya se ganan la vida como infoproductores:

¿Eres experto en algún campo y deseas empezar a crear tu propio infoproducto?

Investiga en la red; hay mucho contenido escrito al respecto. Yo mismo, en JaviPastor.com, te hablo de ello.

Y si ya lo tienes claro, existen empresas dedicadas exclusivamente a los infoproductos: las hay que te ayudan a diseñarlo, otras a lanzarlo al mercado y también las hay que te ofrecen soporte (digital y legal) para embarcarte en un proceso con todo el futuro del mundo.

Valoraciones
  • Valora este Artículo

¿Te gustó el artículo?

¡Valóralo con 5 estrellas si te ha gustado!

Sending
Valoraciones 5 (2 votes)

Comentar el Artículo

¿Conectamos en LinkedIn?¡Seguir!
+ +