El e-Learning ante la industria 5.0

La industria ha ido evolucionando a lo largo de los años y, con sus revoluciones, ha ido creciendo y actualizándose hasta la actualidad.

En este artículos vamos a analizar los 5 tipos de industrias, desde sus inicios hasta hoy, para ver cómo encaja el e-learning:

Industria 1.0:

También conocida como la primera revolución industrial, empezó a mediados del siglo XVIII en Gran Bretaña, poco después se extendió por Europa Occidental y Norteamérica, y concluyó entre 1820 y 1840. Fue una revolución tecnológica, pero también social y económica, que duró unos ochenta años.

Anteriormente a este gran suceso, los países se sostenían principalmente por el sector primario y todo lo que rodea el ámbito rural. La sociedad estaba dividida en dos clases sociales: ricos y pobres.

La gran mayoría del sector rural se dedicaba a la producción para autoconsumo, por este motivo el comercio era escaso y la producción general era limitada.

Los principales factores que caracterizaron la revolución industrial fueron:

  • Los avances en la medicina, higiene y alimentación ocasionan una reducción de la mortalidad y aumento de la natalidad, lo que produce un incremento considerable de la población, esto como consecuencia lleva a una mayor demanda y producción de productos.
  • Avances en las herramientas y técnicas agrícolas, permite un aumento más eficiente de la productividad de las tierras.
  • Desarrollo de la industria textil.
  • Nacimiento del proletariado y burguesía industrial.
  • Desarrollo del capitalismo y aparición de grandes empresas.
  • Revolución en los transportes, aparición de la máquina de vapor.

 

Industria 2.0:

La segunda revolución industrial vino poco después de la primera, aproximadamente en 1850 a 1870 hasta la Primera Guerra Mundial en 1914 a 1918.

Los sectores económicos varían bastante, el sector primario disminuye considerablemente, y cobra fuerza el sector secundario que está enfocado a la industria, esto se debe, sobre todo, a una fuerte migración del campo a la ciudad.

Aumenta la oferta de mano de obra, esto incluía, también a niños y mujeres, había una fuerte explotación a los trabajadores.

Esta segunda revolución se caracteriza por una serie de avances y descubrimientos tecnológicos:

  • Se reemplaza el vapor por la electricidad como nueva fuente de energía; también hubo varias aportaciones en la investigación de la electricidad por parte de Nikola Tesla, Thomas Alva Edison y George Westinghouse.
  • El uso y desarrollo del petróleo para los motores de combustión interna como el Diésel.
  • Las líneas de montaje de automóviles de Henry Ford.
  • La aparición de nuevos materiales metálicos, como el zinc, aluminio, níquel, cobre, esto conlleva la sustitución del hierro por el acero.
  • Avances en la industria química, muy importantes y con repercusión en el sector agrario, debido a la creación de fertilizantes. También fue importante estos avances químicos en el sector de la minería, ya que se desarrolló el tema de los explosivos.
  • Innovación en los transportes, como el ferrocarril eléctrico y barcos enfocados al transporte de mercancías, y así promoviendo el comercio.
  • El aeroplano inventado por los hermanos Wright.

 

Industria 3.0:

Se le puede llamar la tercera revolución industrial, pero esta no viene acotada en un margen de tiempo concreto o con una serie de sucesos característicos que marcan una diferencia entre el antes y el después, así como pasaba con las anteriores revoluciones que tenían un fuerte impacto.

Es común escuchar que la tercera revolución industrial se produce a partir de los años 1970, es lo que afirman muchos autores, aunque algunos discrepan sobre esto.

Esta revolución embarca una transformación de la industria convencional, mejorando, con la introducción de electrónica más avanzada, máquinas de control numérico y automatización de los procesos productivos.

El asesor político de la Unión Europea, Jeremy Rifkin, habló de la tercera revolución industrial en su obra “El fin del trabajo” (1995), centrando en ese momento, su atención en la automatización y el postfordismo.

En 2011, en una nueva obra titulada “La tercera revolución industrial”, habla de otros conceptos, como por ejemplo los 5 pilares de naturaleza energética:

  • 100% energía renovable
  • Edificios productores de energía.
  • Baterías recargables, hidrógeno y almacenamiento de energía.
  • Tecnología smart grid.
  • Vehículo eléctrico.

 

Jeremy Rifkin afirma que la primera revolución vino de la mano del carbón, la segunda de la mano del petróleo, y el agotamiento del petróleo fue lo que nos llevó a la tercera revolución.

El Parlamento Europeo avaló el concepto de Rifkin, sin embargo, llevados por el impulso de la Industria 4.0, la historia de la industria ha empezado a consolidarse considerando que la industria 3.0 fue iniciada entre los años 70 y 80 de la mano de la automatización.

Así lo refleja, por ejemplo, el modelo de evolución de la industria que presenta el Ministerio de Industria de España en su portal Industria Conectada 4.0.

 

Industria 4.0:

Se puede decir que actualmente, en 2021, estamos viviendo esta cuarta revolución industrial.

No tenemos hasta el momento ningún suceso clave que pueda definir y englobar la definición de Industria 4.0, ya que son muchos los factores y cambios tecnológicos que engloban esta nueva era digital de la información.

El origen del término Industria 4.0 está en un proyecto de estrategias de alta tecnología del gobierno de Alemania. El objetivo es la creación de la fábrica inteligente o también conocida como Ciber Fábrica, que reúne una serie de cualidades: gran interconexión entre máquinas automatizadas, redes de comunicaciones, integración de tecnologías avanzadas de procesamientos de datos, robótica avanzada, capacidad de autodiagnóstico de situaciones, mejor intercambio de información y una mayor eficiencia en la gestión de recursos naturales y humanos.

De esta manera, se busca una flexibilidad y personalización del proceso productivo de manera inteligente, la gran adaptabilidad a situaciones fortuitas,esto permite llevar una producción a gran escala, pero de forma controlada, sin generar demasiado stock.

Este nuevo concepto de Industria 4.0, fue manejado por primera vez en la Feria de tecnología industrial de Hannover en el año 2011.

 

Industria 5.0:

Ha pasado menos de una década desde que el concepto de Industria 4.0 se afianzó. A pesar de ello, algunos visionarios ya se están centrando en la próxima revolución industrial, la Industria 5.0.

Esta revolución tecnológica pretende potenciar la transformación del sector industrial en espacios inteligentes basados en Inteligencia Artificial, IA, Internet de las Cosas, IoT y en computación cognitiva y cuántica.

En este sentido, esta tecnología trata de unir máquinas y humanos o, en otras palabras, desarrollar la Inteligencia Artificial para que pueda realizar procesos similares a los que ejecuta el pensamiento humano.

Si bien es cierto que el avance tecnológico implícito en esta quinta revolución industrial destruirá puestos de trabajo, se reestructuraron algunos empleos para facilitar el trabajo humano:

  • Manufacturación personalizada. La Industria 5.0 impulsará la creación de productos personalizados. Actualmente, disponemos de un abanico casi infinito de productos, por lo que el próximo paso es adaptarlos a las necesidades individuales.
  • Despliegue de robots. Para hacer realidad el punto anterior, es necesaria la ayuda de robots colaborativos. Los robots, de la mano del ingenio humano, se encargará de generar los productos. Así, estos ciborgs serán la clave fundamental de la Industria 5.0.
  • Empoderamiento humano. Se delegaron las tareas mecánicas, peligrosas y rutinarias a la Inteligencia Artificial. De este modo, el humano podrá disponer de más tiempo para llevar a buen puerto esas tareas que sólo la razón puede ejecutar.
  • Rapidez y calidad. La cadena de producción industrial será mucho más rápida gracias a la colaboración entre robots y humanos. Además, todo producto gestado en este entorno gozará de más calidad sin sacrificar el toque humano.
  • Respeto medioambiental. Es probable que, con la mejora tecnológica, las organizaciones desarrollen sistemas de producción basados en energías renovables. De este modo, podría reducirse la emisión de residuos.

Los avances en la industria son imparables. De hecho, las revoluciones tecnológicas se suceden en plazos de tiempo cada vez más cortos. Estos ciclos se retroalimentan entre sí, por lo que parece que vamos a vivir en un mundo en constante cambio.

 

EL E-LEARNING ante la Industria 5.0

El e-learning nació en la época de la industria 3.0 y se ha ido desarrollando en estos años, de una forma veloz y acompasada con la tecnología que forma parte intrínseca del llamado, por José Lozano, presidente de AEFOL:  “Triángulo del e-learning”, que está conformado por: tecnología (LMS-campus virtual, herramientas de autor, etc.) contenidos (cursos online multimedia, etc.) y servicios (acción tutorial).

En estos momentos y como se trató en la 19 edición del Congreso Internacional EXPOELEARNING, www.expoelearning.com, ya existen ejemplos del uso de la Inteligencia Artificial-IA en e-learning, como mostraron empresas como IBM, Telefónica y Microsoft.

Esta tendencia irá creciendo en los próximos años, por lo que podemos afirmar que el e-learning se encuentra ya en plena Industria 5.0, podemos hablar por tanto del e-learning 5.0.

 

Recursos y fuentes:

 

Texto redactado por: Equipo AEFOL

Rubí, 22 de febrero de 2021

Nota: se puede citar el artículo citando siempre su procedencia.

Comentar el Artículo

¿Conectamos en LinkedIn?¡Seguir!
+ +