Desingularizando la IA (I)

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? 

En esta primera línea de argumentación de las cuatro que presentaré, auténticos expertos referenciales a nivel mundial en sus campos de acción, que han bajado a la arena y nos han hecho una desatomización de conceptos para comenzar a construir los nuestros propios, entender la IA, y comenzar a generar opinión respecto a la misma

Enric Delgado Samper.

El primero a entrar a escena en este sentido fue Enric Delgado Samper, que nos desgranó de manera portentosa lo que representa la IA actualmente para el elearning y para muchos ámbitos de vida.

Y el portento no radica en la deserción de cómo surge un algoritmo, o en cómo definir la literalidad actual de muchas IAs, o sobre como estamos a años luz de producir un tipo de tecnología que reproduzca fielmente ni un 10 por ciento de la capacidad de un cerebro humano… Que también.

El verdadero valor de su aportación ha sido el saber trabajar, punto por punto, temas excesivamente teóricos desde un prisma para amplia audiencia y cercano, muy cercano, haciéndonos avanzar a todos los presentes en las ya comentadas lagunas respecto a la inteligencia artificial.

Y no únicamente desde el impacto ético sobre las consecuencias de la relación persona-máquina, sino también hilando tan fino como para abrirnos los ojos a nuevas realidades. Por ejemplo, en equipos computacionales como el Mare Nostrum se necesita tanta energía como una ciudad de pequeño tamaño para ser operativos. Y el reto (entre otros) quedaba claro: como sociedad, antes de plantearnos la ética de la evolución del algoritmo hacía la singularidad planteémonos sistemas de  computación acordes a las necesidades ecológicas de nuestro planeta.

A esta línea se sumaron Ramón García Espaleta y Alberto Barbado. El primero dentro de una experiencia viva y con veinte años de recorrido, como Virtuaula, el segundo desde la perspectiva ética de una de las compañías que más puede estar invirtiendo actualmente en IA, Telefónica Data Unit.

Ramón García Espeleta.

Ramón, desde un ejemplo práctico y desarrollado a lo largo de 20 años, vino a reafirmar gran parte de la línea argumental de Enric Delgado con un ejemplo más que práctico.

Nos puso al día del origen, nacimiento y crecimiento de  Virtuaula. Compartió como han intervenido todas las tecnologías nombradas en párrafos anteriores y radicó una parte muy importante del éxito de la plataforma en que, gran parte de la gestión de datos se ha destinado a mejorar la experiencia del usuario dentro de la plataforma y optimizar su feed-back contínuo para mejorarla.

Al final, los datos hablaron por si mismos: 14.000 personas del grueso de empelados de la entidad habían intervenido de manera directa en la respuesta y/o creación de criterios evaluativos de la  Virtuaula.

Como colofón a su presentación, nos facilitó el vídeo corporativo que hasta ese momento se había utilizado de manera interna en Caixabank para sintetizar todo lo planteado en la ponencia.

Alberto Barbado

Alberto nos centro en un plano antropológico y relacional. Ofreció una muy buena contextualización, al igual que sus compañeros, sobre el estado evolutivo real de la IA, así como una descripción de conceptos (teóricos y prácticos) que irrumpen de lleno en nuestra sociedad: falta de explicabalidad, sesgos y discriminaciones, distinción de malas praxis… Que nos presentan un futuro no exento de peligro, pero no por una rebelión de las «maquinas», sino porque las personas y proyectos utilicen el poder computacional actual para mantener y/o aumentar las desigualdades existentes en nuestra sociedad.

Del mismo modo, no se quedó en una simple descripción de taras o peligros. Enumeró, tanto en cuanto a organismos públicos como corporaciones, los remedios para paliar estos problemas: la creación de un libro blanco de la IA por parte de la Unión Europea, la generación de paradigmas de cocreación ética, como el Explanable IA (XIA) de IBM, o incluso los propios principios «Human Centric IA» de Telefónica Data Unit.

Después de este recorrido, siendo sincero, lo primero que me apetece es ver todos aquellos clásicos del cine nombrados en las diferentes ponencias y reconstruir las partes de verdad y ficción con más criterio. Y, simultáneamente, para no quedar atrás de una parte importante de nuestra realidad actual, descargar el libro blanco de la IA de la Comisión Europea y conocer, de primera mano, qué y cómo va a ser el marco de regulación legal de todo lo que ha de venir, y nos afecta en presente y futuro de manera tan inmediata.

 

Comentar el Artículo

¿Conectamos en LinkedIn?¡Seguir!
+ +